Probablemente has visto individuos en tablas de padel de pie si vives cerca de un cuerpo de agua. Es fantástico, así como es agradable moverse por el agua en un SUP.

Para ser capaz de hacer paddleboarding de pie, se requiere tener un núcleo sólido de tejidos musculares. Esto indica que hacer ejercicios específicos de paddleboard que es más probable que te ayuden a desarrollar dichos tejidos musculares. Sin duda, utilizarás tus piernas para mantenerte de pie. Sin embargo, cuando se trata de remar, transformar la dirección, tirar hacia arriba, y hacer cualquier otro tipo de maniobra en su SUP, toda esa fuerza será extraída de su núcleo.

Estos son los cinco mejores ejercicios de entrenamiento de SUP.

1. La tabla

Entre las razones por las que la tabla es un ejercicio tan fantástico para su núcleo es que no pone un estrés excesivo en su columna lumbar, en contraste con el estado de las sentadillas o crisis.

Así como no es sólo el núcleo el que obtiene más poder sino los hombros, las caderas y los cuádriceps.

Propósito de hacer las tablas tan frecuentemente como sea posible si parece extra efectivo en el paddleboarding. Consiste en la tabla lateral de tu entrenamiento, ya que sin duda, además de la masa muscular lateral. Haga las tablas de piernas elevadas y también las tablas de pelotas suizas.

Si te gusta el yoga, hay tablas de paddleboard de yoga que puedes conseguir.

Tu objetivo debe ser realizar la tabla y sus variantes durante muchas semanas, y verás como tu resistencia aumenta. Sin duda se observará que experimenta menos agotamiento, además de mantenerse alejado de la tensión excesiva en los brazos.

  Introducción al Paddleboarding de pie

2. Entrenamientos abdominales

Incluir ejercicios de paddleboard ab en su régimen de entrenamiento es, por consiguiente, vital. Sin duda, usted será capaz de mantener el equilibrio y el control mucho menos complicado cuando en ese SUP.

Los abdominales de banco, los abdominales, además de las rodillas colgantes, deben realizarse tres veces a la semana.

Del mismo modo, desea centrarse en la construcción de sus oblicuos laterales, y puede hacerlo tomando su paleta y manteniéndola por encima de la cabeza. Ensanchar los pies de tal manera que sean anteriores a los hombros y después de eso doblar la rodilla y llevarla a la parte superior del cuerpo. Sosténgalo todo lo que pueda. Repita esto con las demás piernas.

Estos ejercicios serán sin duda muy ventajosos si utiliza una tabla de padel inflable.

Los bancos de presión son especialmente útiles para desarrollar la fuerza del núcleo y también para mejorar el equilibrio. Podrías luchar para hacer esto al principio, pero una vez que tu cuerpo se acostumbra, se vuelve más sencillo.

Levanta los hombros y las piernas al mismo tiempo y apunta a juntar las rodillas y la parte superior del cuerpo. Repite el SUP varias veces a la semana, e incluso tu núcleo mejorará sustancialmente.

3. Postura del barco

La pose de barco es uno de los más antiguos tipos de ejercicios de padel que se pueden realizar. Hay un factor que resiste el paso del tiempo, y es que es increíblemente eficiente en la construcción de la masa muscular del núcleo.

Hay varias maneras en las que puedes llevar a cabo la postura de barco. Cada una de ellas tiene múltiples niveles de fuerza, cualquiera que elijas. Sin embargo, puedes estar seguro de que estás ejecutando un excelente entrenamiento para tus tejidos musculares centrales.

  ¿Es el paddleboarding una actividad adictiva?

Si utilizas una tabla de remos para las giras, entonces el barco presente puede ser extremadamente útil.

Sin duda, comenzará colocando su tabla en el suelo con las espinillas a lo largo del suelo mientras las rodillas permanecen en una posición doblada.

Este es el barco presente. Puedes tomar tu remo y también con él perpendicular al suelo, pulsarlo hacia arriba e incluso hacia abajo.

4. Los ejercicios de Pilates

Como borde de la paleta, uno de los mejores ejercicios para apretar el núcleo es el Pilates. Mientras que al principio se utilizaban para hacer un movimiento de puente de hombro, hay ejercicios de Pilates que se han creado teniendo en cuenta al borde de la paleta, llamados Pilates de paleta.

Uno de los ejercicios de Pilates más prominentes para los practicantes de paddleboard se llama el centenar. Durante todo el tiempo, sin duda estarán inhalando al levantar los brazos y piernas y exhalando al bajarlos.

Este ejercicio es un excelente medio para mejorar los músculos abdominales. Los jóvenes pueden además ejecutar este ejercicio ya que se acostumbran a la tabla de paddle para niños.

Pero hay varios otros SUP Pilates también. Uno de ellos es el grifo de la articulación del tobillo SUP. Debajo de usted seguramente colocará su tabla en el suelo y se acostará sobre ella. Asegúrese de que el brazo, así como las piernas, se extiendan. A continuación, dobla las rodillas mientras te arrugas hacia delante y también prolonga las manos mientras intentas tocar las articulaciones de los tobillos. Termine volviendo a su posición original. Repita el SUP tantas veces como pueda, dejando que cada paso dure al menos 30 segundos.

Los otros tipos de SUP son los intros. Una vez más, pon la tabla en el suelo y acuéstate sobre ella. Asegúrate de que tus piernas y tus brazos se prolonguen. Levanta la pala hacia tus piernas, todo mientras levantas las piernas también. Para añadir aún más tensión, intenta flexionar las rodillas. Similar a la primera, realiza la mayor cantidad de estas reubicaciones que puedas, con cada una de ellas durando un mínimo de 30 segundos.

  ¿Cuáles son las ventajas de la tabla de paddle inflable?

5. Sentadilla de Sumo Bosu

Esta sentadilla se trata de lidiar con tu equilibrio. Su nombre se deriva de la postura que los luchadores de sumo hacen cuando están a punto de involucrarse.

Comienza utilizando una barra para estabilizar tu cuerpo mientras te levantas en la ronda del Bosu. Garantiza que tus pies estén colocados en el lado más exterior del bosu.

Toma el banco delante de ti y también sujétalo. Asegúrate de que esté debajo de tus caderas. La sujeción debe ser más grande que el ancho de los hombros.

Todo el tiempo, manteniendo los pies en un lugar bajo. Tu barbilla debe estar arriba, y también la espalda debe estar en posición perpendicular al suelo. Ahora ponte en cuclillas de tal manera que la barra venga justo delante de tus pies.

Póngase de pie.

Ten en cuenta que debes tener siempre un chaleco salvavidas de SUP cuando te subas al agua.

Para hacer este ejercicio, se recomienda hacer ocho series de 10. A medida que la semana avance, puedes añadir dos asociados más cada semana.

Todo es cuestión de equilibrio, y también, cuando te acostumbras a hacer el ejercicio, sin duda entenderás que conseguir y equilibrar el SUP se hace mucho más fácil.

 

Comprar la mejor tabla de padel inflable